Las consecuencias del mimo y la sobreprotección

Las consecuencias del mimo y la sobreprotección

Aunque seamos adultos y creamos que nuestra infancia ya no nos atañe, no podemos evitar pensar en este periodo como el fundamento de lo que será un individuo en un futuro. Mucho de lo que eres se lo debes a la formación que te dieron tus padres, a como interactuaban contigo y a su estructura disciplinaria.

Si bien es cierto el amor es importante en la crianza, sobre todo hoy los padres malentienden conceptos y se olvidan también que la falta de límites puede traerles a sus hijos severas consecuencias en el futuro, la falta de tiempo por la vida moderna ajetreada, hace que los padres compensen su ausencia con un exceso de mimo e incluso con actitudes permisivas.

En la práctica profesional es común ver que los padres interactuan con sus pequeños y no tan pequeños sin firmeza y de manera contemplativa, las faltas de respeto de sus hijos con los otros o en contra de los ambientes donde se desenvuelven, se justifican con frases como: “es que es chiquito”, “así son los niños”, “tiene el carácter fuerte”, “están aquí para ser libres”!

Como si con estas palabras pudieran hacer desaparecer la falta de estructura de estos niños en formación e inclusive se horrorizan cuando otro coloca límites a estos pequeños fuera de control.

En otros casos los adultos giran en torno de los niños o adolescentes, evitando hacerles enfadar, temerosos de los berrinches o caprichos de estos pequeños monarcas del hogar, perdiendo toda autoridad sobre ellos.

Del otro lado el exceso de atención que se le preste a un individuo en formación, protegiéndolo excesivamente, sin permitirle ni que el viento lo roce, puede acarrearle consecuencias tristes que lo convertirán en un adulto:

  1. Egoista: será difícil para él estar pendiente de las necesidades de los demás, incluso su comportamiento puede interpretarse como desagradecido incluso con la misma familia.
  2. Egocéntrico: pensará que todo gira en torno de él o ella y creerá que el resto tiene la obligación de complacerlo siempre.
  3. Tendrá poca tolerancia a la frustración: se volverá irritable y defensivo frente a la crítica externa, posiblemente llegará a molestarse cuando sienta que no lo aprueban  y esto volverá a sus relaciones frágiles e inclusive inestables.
  4. Se volverá dependiente: en el fondo sentirá  que siempre necesita de otros para hacer las cosas, teniendo una conducta casi infantil y demorando su madurez.

Si te identificas con ser un padre que está mimando o protegiendo en exceso a sus hijos, ALERTA! debes modificar tu comportamiento para que puedas educar individuos sanos y productivos que se inserten en la sociedad, o si del otro lado eres un adulto que se reconoce en este artículo, anímate, nunca es tarde para hacer cambios necesarios para que puedas relacionarte mejor contigo y tu entorno.

Síguenos:

Una verdadera familia

Una verdadera familia

Somos una cultura de comunidad lo queramos o no! Vivimos en barrios donde todavía estamos pendientes de la vida del otro, en algunos casos estas redes sociales pueden ser funcionales cuando se trata de solidaridad, sin embargo también pasa que es la tienda de abarrotes la base de datos de los principales “chismes” del vecindario.

Vivir en grupo no es fácil, tiene pros y contras y las familias ecuatorianas son microsistemas que tienen la misma dinámica. Grupos de gente que en muchos casos están estructurados en jerarquías implícitas, comunicación pocas veces funcional, más bien en algunos casos básica, autoritaria o simplemente inexistente y basada en los supuestos y no en la confianza de poder entablar conversaciones en donde los desacuerdos, tan humanos se puedan resolver armoniosamente.

Las relaciones humanas son complejas por lo diferentes que somos, pero también es cierto que en la familia pueden malentenderse algunos conceptos: La lealtad puede distorsionarse mucho, tanto que podemos volvernos tolerantes e incluso permisivos con el mal trato psicológico, las faltas de respeto, las carencias éticas, en algunos casos incluso abusos sexuales a menores, con el pretexto de llevar un mismo apellido.

Cuando en realidad una familia puede estar conformada por gente que se respete, se considere, se comunique adecuadamente, se tolere, se cuestione, se pida discuplas y se perdone, aun cuando no se comparta la misma sangre!

Síguenos:

Para Samuel Chambers

Para Samuel Chambers

No hace falta pedir perdón por no haber sido su familia, ni su amigo cercano. Samuel Chambers  fue un desconocido familiar para muchos entre los que me cuento.

Desde la semana pasada en la que me enteré de su muerte, no he podido dejar de sentirme triste, no solo porque ya no está, sino por la forma sistemática de abusos y agresiones de las que aparentemente fue víctima, lo acosaron, lo amedrentaron por su forma distinta de vida, el único fin hacerlo sufrir, atacaron su pequeño mundo y el de sus animalitos, quisieron primero dañarlo psicológicamente, para finalmente terminar con su vida de la forma más cruel.

La planificación, la forma malévola detrás de este hecho, asusta, indigna, desesperanza!

No me averguenzo de decir que realmente en estos días, el mundo me ha dolido.

¿Qué estamos haciendo mal?
¿Por qué tanto odio?
¿ Por qué la violencia como solución?

No lo conocí, ni nunca hablé con él, pero ahora tengo un panorama de como vívía, de sus creencias, de sus elecciones coherentes de vida, cosa de la que pocos pueden alardear, sé de él lo que los amigos y la familia han dicho en la prensa: Sé muy poco, pero lo poco que sé es que llevaba una vida respetable, admirable pero culturalmente inentendible, porque los seres humanos somos así, excluimos lo que no entendemos, nos desencaja lo que no tiene referentes previos y Samuel fue un chico sin precedentes, seguramente su pensar sui generis le trajo problemas en su vida cotidiana. ¿Quién no se ha sentido diferente alguna vez en su vida? ¿Quién no se ha sentido como pez fuera del agua? La diferencia enorme es que él tuvo el coraje y la valentía de ejecutar su filosofía de vida, la prensa dice que daba talleres de permacultura, no había escuchado de esto y me puse a investigar. Una filosofía pro vida, una filosofía que te hace parte responsable y activa de la naturaleza una filosofía que lleva tres principios basados en la ÉTICA:

  1. Cuida a la tierra.
  2. Cuida a las personas, empezando por ti.
  3. Reparte justamente lo que la tierra te dé.

Que palabra tan hermosa la ÉTICA, que cosa distinta sería si la anduviéramos  a llevar como bandera de guerra y si viviéramos siendo coherentes con ella. Pero más allá de sus creencias, de su vida, de cómo se vestía y de a qué se dedicaba. Samuel Chambers era UN SER HUMANO y eso es lo que verdaderamente importa.

Las pocas veces que me crucé con él me conmovía ver el lazo que tenía con su mascota, con quien andaba por las calles de Quito, me encontré con él varias veces en algunos conciertos, no se percibía en él gesto alguno de agresividad, la gente que lo conoció y que trató con él, dice lo mismo: una persona con defectos y virtudes pero en esencia: Un tipo bueno.

La empatía y la sensibilidad que están conmigo cotidianamente, esta semana se han vuelto en mi contra, porque me ha dolido el alma.

Yo como Psicóloga puedo encontrar explicaciones profesionales sobre el hecho:

  1. Vivimos en una sociedad intolerante e irrespetuosa.
  2. La violencia, en cualquiera de sus formas: psicológica como el bullying, de género, física y sexual, se ha normalizado.
  3. Leer o ver noticias amarillistas se ha vuelto pan de todos los días, olvidándonos que detrás de cada encabezado hay un ser humano y varias vidas perdidas.
  4. Estos asesinos son psicópatas, pero la psicopatía más allá de su componente genético, también incluye todo un sistema familiar desestructurado, sin normas, sin reglas, con mucha permisividad.
  5. Los padres no estamos conscientes de que formamos individuos para entregarlos al mundo.
  6. Nos hace falta conocer más sobre la ética y enseñarla desde casa y en las instituciones educativas.
  7. Cómo podemos pedir vivir en paz, si no empezamos por respetarnos y por evitar agredir al otro, el vecino, la tía, el compañero de trabajo, solo por no coincidir con nuestro pensar?

Samuel Chambers no puede ser un número más en las estadísticas, nadie puede serlo!!

Las mujeres violentadas a diario en sus casas, las personas con orientaciones sexuales distintas marginadas por ser lo que son, los transexuales asesinados, casos de los que no se habla abiertamente,  la violencia intrafamiliar,  los abusos sexuales a niños en escuelas o por parte de sus propios familiares, el acoso sexual que las mujeres recibimos a diario en las calles, el abuso de poder, las mujeres que tienen miedo de hablar de haber sido violadas porque seguramente fue su culpa, los feminicidios. Nada de esto puede ser solo un encabezado en un periódico, un número más sin rostro! Samuel el es el rostro de lo injusto que pasa a diario en nuestro mundo y no se vale pensar: no es mi problema, él no es mi hijo ni mi amigo, porque no lo és! Pero puede llegar a serlo si no cambiamos y empezamos a combatir la violencia desde uno mismo. Entiende que eres parte de una comunidad y que juntos somos muchos más!

Yo como psicóloga le puedo dar mil vueltas a las causas, pero yo como ser humano estoy simplemente DEVASTADA!

Síguenos:

Madres y no madres!

Madres y no madres!

Somos una nueva generación de mujeres!!

Si nos fijamos en la vida que cada una tiene, nos resulta casi increíble que no hace mucho hayamos estado inmersas en una dinámica represiva y de ausencia de derechos.

Largo ha sido el camino de algunas valientes que se atrevieron a ser diferentes, pese al entorno agresivo y la crítica sin fundamento y por ellas admiración y gratitud.

Feliz día a las madres: biológicas, adoptivas, a las abuelas y  tías que son las madres, de muchos jóvenes adultos, en la época del boom migratorio. Feliz día a todas las mujeres que incluso han decidido no ser madres, porque esto es lo que hace de nuestra generación algo distinto . Podemos decidir!

Sin serlo somos protectoras, afectivas, cuidamos de quienes amamos, guiamos y colocamos límites, primero entendiendo que para que el entorno esté bien, debemos trabajar en nuestra propia felicidad.

Si eres mujer y eres madre, y el estereotipo de “familia feliz” se ha deshecho, porque tomaste la decisión de separarte, entiende que es normal sentir tristeza, que quizás no es lo que el resto esperaba, pero tal vez es el momento de hacer tu camino propio siendo valiente.

Las mujeres y el tiempo han cambiado, por tanto hagamos de nuestra convivencia algo en donde apliquemos todos los avances sociales que a otras les costó hasta la vida.

Sé una madre auténtica,  fiel a tus principios, ámate para poder amar sanamente a tus hijos, valora todo lo que haces a diario por tu familia.

Si no eres madre, no te desesperes, cada una tiene derecho de tomar las decisiones de vida más compatibles con su personalidad, los hijos no pueden hacerte sentir completa, ERES UN INDIVIDUO ÍNTEGRO, a veces mal entendemos y repetimos conceptos siendo crueles con nosotras mismas.

Sé compañera de otras mujeres, no compitas, no envidies, aprende a respetar y no repitas los viejos esquemas que tanto han costado erradicar, recuerda SOMOS UNA NUEVA GENERACIÓN DE MUJERES, FELIZ DÍA A TODAS, MADRES Y NO MADRES!!!

Síguenos:

La vitrina de una vida falsa

La vitrina de una vida falsa

Los seres humanos al ser gregarios, necesitamos  estar en contacto y comunicarnos con los demás, eso está claro, pero  de un tiempo acá la tecnología y sus “facilidades” nos han envuelto en un extraño fenómeno, que yo llamo “la vitrina social”.

Un comportamiento de exhibicionismo innecesario, que nos pone en evidencia y sin la valoración que antes se le daba a nuestra intimidad.

Las redes sociales se han convertido en parte de la cotidianidad en la vida de la gran mayoría, y no es tanto la herramienta, como su uso lo que se vuelve un problema.

La falsa ilusión de la gratificación inmediata y la búsqueda de aprobación, confabulan para que algunos caigan en una especie de sed por los “likes”, una adicción por tener más “amigos” en el Facebook, o  más seguidores , que muchas veces ni conoces y si lo haces, probablemente sea de vista.

Un fenómeno de falsificación de la vida, un espacio en donde te puedes tomar el tiempo de “crear un personaje” y publicar lo necesario para darle la imagen que quieres. Aunque me atrevería a decir que esta, no tenga nada que ver contigo y tu realidad.

A esto además súmale las tendencias de moda: está in “ser feliz”, “el bienestar”, “la pareja y la familia feliz”,  el “éxito profesional”. Si te fijas bien todos estos son moldes y clichés que se imponen y que NO EXISTEN!

Porque la vida tiene un ritmo, en donde no cabe lo inamovible, estamos en un cambio constante de ires y venires. La vida real hace que pasemos por momentos de mucha claridad y otros donde la tristeza y los eventos desafortunados, nos golpeen y esto es ABSOLUTAMENTE NORMAL!.

Si que se puede ser feliz y tener bienestar , pero esto se logra con trabajo constante, no con un meme o una imagen motivadora o una foto prefabricada.

La familia o la pareja perfecta, son estereotipos que no existen. Para poder tener buenas relaciones con nuestro entorno, debemos ser responsables de lo que decimos y hacemos para mantener y hacer crecer esos lazos.

El éxito profesional, no radica en los títulos que tengas, o en la recompensa económica que tu trabajo te de, menos en una supuesta fama. El éxito está en hacer lo que se ama, y hacerlo con ética e integridad, cosas que no necesariamente se ven en una foto de Facebook. Así que a vivir más cultivando tu vida real que la virtual, volviendo a darle importancia al contacto social, una conversación mirándose a los ojos y un sano respeto por ti y tu autenticidad, así como a tu intimidad. Cambiar un poco el concepto de presumir por uno de compartir.

Síguenos:

Es momento de elegir!

Es momento de elegir!

Estamos atravesando un tiempo complejo a nivel social, somos un pueblo agotado, hemos pasado 10 años dentro de un proceso político con características agresivas, en la modalidad de comunicación, un proceso que comenzó con la mejor de las intenciones, pero que se fue deformando con el pasar del tiempo.

Hoy nos enfrentamos nuevamente al autocuestionamiento, qué hacer?
A quién elegir?

Será suficiente con mi voto?
Podré hacer un cambio?

La respuesta es sí, en esta ocasión, es importante primero, tomar conciencia de lo que representa la democracia, no podemos subestimarnos, debemos considerar todas las opciones que tenemos.

Como pueblo cansado que somos, naturalmente también, nos hemos vuelto incrédulos, la política nos ha golpeado y nuestra confianza se ha mellado. Lo cierto es que no podemos volver a asumir, que un cambio dependerá de otra figura mesiánica que nos rescate, siempre insistiré en que el cambio comienza desde uno como individuo, consciente de que eres importante en la sociedad, desde el trabajo que desempeñes, tu trabajo arduo hará de este nuevo ciclo algo distinto y mejor.

ÉTICA, HONESTIDAD, TOLERANCIA, RESPETO Y CONCIENCIA SOCIAL,haz todo con estos conceptos y seguro haremos una transformación, vota con coherencia y responsabilidad!

Síguenos:

La democracia en el hogar

La democracia en el hogar

Es cierto que la mayoría de nuestro bagaje educativo viene de casa, los padres sin duda son los principales maestros de los hijos, pero lo grave de esto es que muchas veces no estamos conscientes de la influencia de nuestro comportamiento como: pareja,  profesionales éticos,o como individuos que formamos parte de una sociedad y menos aún de nuestra manera de comunicarnos. Para los niños somos sin duda SU PRINCIPAL  EJEMPLO!

La comunicación es en gran medida una de las herramientas más útiles para relacionarnos con el ambiente y con nosotros mismos, y en la mayoría de los casos se encuentra subestimada y pasamos de ella.

Es común encontrar familias que utilizan una forma vertical de relación y de comunicación, por lo general es la figura masculina, la que más frecuentemente trata de ejercer poder de esta manera. La explicación una vez más radica en el problema cultural que representa el machismo.

Por lo general una persona educada en un ambiente agresivo psicológica o físicamente, asume la violencia como parte normal del discurso, y no nos referimos sólo a una agresividad palpable, venir de un hogar, donde no existe el respeto y sí la subestimación del otro, sumado a  la forma en la que se educa a los varones, que no hace más que dificultar su ya compleja capacidad de comunicar sus emociones e inseguridades, hacen de estos factores  un verdadero caldo de cultivo para ocultar las mismas, mostrándose dominantes, autoritarios y hasta dictatoriales.

Conceptos aparentemente complejos de entender para un niño, como el respeto y la democracia, pueden aprenderse en lo cotidiano de la convivencia. Es importante poder abrir espacios de comunicación dentro del hogar para  escuchar los diversos criterios, primero a nivel de pareja y luego creando un ambiente agradable para que nuestros hijos, crezcan seguros de que sus opiniones son respetadas e importantes.

Cómo hacerlo?

  1. Mantén el buen hábito de que las horas de las comidas sean el espacio para compartir en familia.
  2. Coloca reglas para que los dispositivos electrónicos no interfieran en la comunicación familiar, explicando que en la comida debemos dejar los teléfonos de lado, para poder hablar sobre lo ocurrido en el día.
  3. Si se plantea un tema en familia, escucha lo que tus  hijos opinan sobre el tema, sin hacer de menos su opinión, no por ser menores, tienen menos derecho a expresarse.
  4. Trabaja mucho en tu relación de pareja, que ellos aprendan que todos tenemos problemas, pero que sus padres son capaces de respetarse por más difícil  que esté la situación familiar es la mejor herencia psicológica que les puedes dejar a tus niños.
  5. No uses el doble discurso, si hay reglas en casa, empieza por respetarlas tú mismo.

Esta actitud más consciente de lo trascendente que es tanto el emisor como el receptor en la comunicación harán que tus hijos crezcan haciendo valer sus derechos, aprendan a hablar de sus emociones, necesidades, sentimientos y criterios para luego poder entablar al crecer, relaciones funcionales saludables y respetuosas.

Nada puede reemplazar a una buena conversación en familia!

Síguenos:

Los beneficios de tener mascota!

Los beneficios de tener mascota!

Los tiempos han cambiado y los derechos de los animales nunca han estado tan en boga,  no hace mucho el maltrato animal se pasaba por alto y poco se hablaba de los animales de compañía  y de sus necesidades. Las organizaciones  en su defensa   se han multiplicado y las páginas en las redes sociales,  velando por ellos y su seguridad también.

Lo cierto es, que un animal de compañía te trae muchos beneficios físicos  y por tanto psicológicos.

En un mundo tan acelerado que cada vez nos vuelve más  aislados e individualistas,  un perro o un gato,  pueden reconectarnos con nuestra esencia humana de servicio y cuidado de otro ser.  De hecho algunos estudios demuestran que el lazo que se crea,  entre los animales  y su cuidador es muy similar neurológicamente  hablando al lazo padres – hijos,  ellos sienten que dependen de ti como su líder y que pertenecen a una manada,  por tanto el beneficio es mutuo,  dado que tanto los perros como los humanos somos animales de naturaleza gregaria.

El estrés de la vida diaria,  hace que la hormona llamada cortisol se potencie y genere malestares físicos como neuralgias,  cefaleas,  gastritis,  colon  irritable,  etc.  El tener un perro o un gato disminuye el cortisol en tu organismo pues el afecto que recibes,  sobre todo si eres dueño de un perro,  hace que tu cuerpo y el de él produzcan oxitocina,  una sustancia que se encarga del bienestar  y se halla presente en el crear lazos de apego emocional.  Al tener menos estrés,  tu cuerpo se enfrenta mejor a las demandas diarias,  tu sistema inmunológico mejora y así enfermas menos.

Además el funcionamiento de tu corazón mejora, los latidos disminuyen y tu presión cardíaca también gracias a tu mascota.

Si sacas a tu perro a pasear regularmente,  de paso harás ejercicio físico e incluso,  podrás tener contacto  con más gente mejorando así  tu socialización, las personas que tienen mascotas sientes menos la soledad, además de ser menos propensos a caer en cuadros depresivos.

Tus propias experiencias pueden hacerte notar los cambios en tu humor desde que te has convertido en dueño de un perro o un gato,  sientes mayor tranquilidad e inclusive te vuelves una persona más empática y afectiva,  todo esto porque aprendemos de ellos ese tipo de comportamiento,  tan en desuso  dentro de nuestros  ambientes laborales  e inclusive familiares  o sociales.
Dales una oportunidad  ahora que conoces los beneficios que una mascota te puede proveer y devuélveles toda la alegría,  la fidelidad y el afecto  que ellos son capaces de darte!

Síguenos:

Mi hijo ha perdido el año, que hago?

Mi hijo ha perdido el año, que hago?

El año lectivo se ha terminado, y a este cierre le acompañan varias alegrías y algunos sinsabores, las vacaciones representan ese espacio de descanso bien merecido para los chicos, el tiempo de compartir en familia, pero también nos enfrentamos al fracaso escolar.

Pero qué es el fracaso escolar??, no es más que el bajo rendimiento académico que algunos niños o adolescentes pueden presentar, cómo hemos recalcado en artículos anteriores, el sistema educativo tradicional puede etiquetar duramente a un niño que no obtiene las calificaciones esperadas, muchos profesores no indagan en las causas del problema y simplemente lo pueden denigrar o aislar.

Lo cierto es que el aprendizaje es un proceso complejo, en el que convergen nuestras múltiples capacidades cognitivas, la memoria, la atención, el interés, la motivación así como también nuestro estado emocional. Tenemos poca información a cerca de la inteligencia, cuando al hablar de ella no podemos limitarnos a una sola forma de procesar el conocimiento, porque las inteligencias son múltiples, pero este es tema de un artículo posterior.

Cómo ayudar a nuestro hijo si tiene dificultades para rendir académicamente? Pues lo más importante es entender que no debemos caer en el maltrato verbal, ni en las recriminaciones, esto solo empeora el panorama y desmotiva.

El buscar apoyo psicológico puede ayudarnos a entender cuáles pueden ser las posibles causas, de que nuestros hijos no rindan adecuadamente, se deben  descartar disfunciones como el déficit de atención e hiperactividad, dificultades a nivel de la memoria de trabajo, etc, y esto se realiza con una respectiva evaluación. Después debemos ser capaces de indagar en el contexto que rodea al chico, existe un buen ambiente familiar? Está siendo quizás víctima de “bullying” o acoso escolar? Nuestros hijos estarán eligiendo adecuadamente a sus amistades? Así como a los adultos un mal entorno laboral nos afecta, también esto puede estar afectando a un adolescente o a un niño. Sii no estamos bien emocionalmente, perderemos el interés, la concentración  y naturalmente todo esto se verá reflejado  en las notas.

Así que si en casa estamos pasando por una situación similar, no agredamos a nuestros niños, no nos comuniquemos mediante la queja y el reproche. Ejerzamos la influencia que tenemos como adultos responsables de estos chicos, de manera distinta, hablemos con ellos, propongamos buscar ayuda, así tanto el entorno como el profesional de la salud mental podrán realizar una estrategia conjunta para mejorar hábitos de estudio, así como la valoración del chico seguramente mellada por el proceso de aprendizaje truncado y de paso, le daremos un color diferente a la convivencia en el hogar, mejorando las relaciones entre los miembros de la familia.

Síguenos:

Aprende a vivir para ti!

Aprende a vivir para ti!

El tiempo hoy por hoy no corre como antes, las premuras, las obligaciones, la ansiedad que genera la presión social, en un mundo donde la competencia  y el exhibicionismo de la privacidad, nos ha trastocado.

Lo cierto es que el fenómeno social de valorizarnos a través de lo que se ve, cada día gana más víctimas.

No me cansaré de insistir que nuestro sistema educativo binario, que nos divide en negros y blancos, buenos y malos, vagos y estudiosos, sin permitirnos ver los grises de la vida, es el responsable, caldo de cultivo de origen de esto, que hoy atravesamos y se ve a todas las edades, de diferente manera.

En los colegios y escuelas , “el mejor” es quien agrede.

En la vida adulta, nos topamos con ambientes laborales invivibles, rodeados de hipocresía y arribismo. Es como si estuviésemos asumiendo como normal, LA AGRESIÓN Y NO TENER ÉTICA para obtener lo que queremos.

Las redes sociales, no están exentas de esto, nos topamos a diario con la presuntuosidad de individuos  y familias “perfectas”, cuadros plenamente calculados que de espontáneo no tienen nada, y que en realidad son un reflejo de lo que no se tiene, dice la sabia frase popular, dime de que presumes y te diré de lo que careces.

Ahora los logros, no se disfrutan, SE EXHIBEN, con el mero objeto de ganar aprobación social.

Una foto falsa además atrae comentarios igual de vacíos.

Vivimos ahora a merced de la competencia, sin darnos cuenta que una buena valoración no depende ni de cuanto tengas en tu cuenta, de cuantos viajes hagas, de si tienes 5 o ningún hijo, ni de los likes que obtiene una de tus publicaciones.

La vida está hecha para estar presentes, para ser disfrutada, los estudios son tuyos, nuestro trabajo debe ser placentero, las familias reales tienen problemas, y esos solo se superan haciéndoles frente, no posteando fotos perfectas.

Deberíamos replantearnos una forma de vida más íntima y menos enfocada en la aprobación de un montón de gente que ni conocemos y entender que la vida es cualitativa y no cuantitativa, los números a las estadísticas!!

Síguenos: