Hablar.. un remedio para la soledad!

Como seres humanos tenemos la necesidad de pertenecer a un grupo, es parte de nuestra herencia primitiva. El compartir con otros en el pasado, hacía más fácil la supervivencia, el enfrentarse a  peligros e inclusive educar a los niños, pues todo el grupo social participaba como un equipo en estas tareas. De ahí se origina uno de los temores, más comunes en los seres humanos, la soledad.

Lo cierto es que actualmente, rodeados de tecnología y medios de comunicación que nos facilitan el acceso a  la información, pretendemos estar “conectados” con la gente, cuando en realidad vivimos en un mundo de “simulaciones”. Cada vez la comunicación es menos personal y las distancias emocionales más grandes.

Los teléfonos inteligentes, suplen en tiempo real, la companía  de los que queremos, preferimos actualizar estados de redes sociales o mensajes, que vivir el presente cerca de nuestra pareja, amigos o familia.

La comunicación, cada vez se vuelve más ineficiente. En casa las familias ya no comparten espacios saludables como las comidas, para hablar de su día y de todos los encuentros y desencuentros del mismo.

Este año el objetivo debería ser retomar esos espacios olvidados, inclusive con nosotros mismos, pocos son los que pueden lidiar con el silencio y encontrar la paz, en la companía de  uno y de nadie más. Crear un ambiente confiable y acogedor en casa, comunicarnos más y con respeto, pues como decía Don Mario Benedetti, los puentes  indestructibles se crean con palabras.
La soledad no existe si aprendes a expresarte y a ser franco contigo mismo y los demás.

Icono_pdf

Descárgalo y Léelo impreso

Síguenos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *