La estructuración de tu identidad

Los seres humanos somos el resultado de varios factores, nuestros genes, nuestras experiencias, la familia y su herencia psicológica, los aprendizajes en cuanto a la forma de comunicarnos y de relacionarnos con el entorno.

Todo esto se conjuga y nos va formando lentamente, cada adjetivo con el que nos hayan calificado siendo niños, es un ladrillo más que va cimentando la construcción de nuestra identidad.

Pero qué es la identidad? Son todas aquellas características físicas, emocionales, psicológicas, culturales, que te hacen ser tú, diferente al resto y único como eres.

Sin embargo, el cerebro de un niño que está en formación, no es capaz de discernir, que de lo que un adulto le dice es legítimo y se ajusta al sentido de la realidad y que no.

Es decir procesamos la información de manera binaria, el cerebro de un niño por lo menos hasta los 9 años, no encuentra matices en la información, existe lo bueno y lo malo, lo blanco y lo negro, por así decirlo, todo es polarizado. Si en esta fase de tu vida, el entorno, tu familia o quienes se hayan encargado de tu crianza, no te dieron un ambiente afectivo, estructurado, acogedor o motivador, sino que por el contrario has recibido poca atención o incluso has tenido que experimentar agresión física o psicológica, estas experiencias irán dejando huellas dolorosas que incluso hoy la neurociencia ha descubierto, realmente dejan cicatrices en tu cerebro, que irán tejiendo redes de asociaciones negativas con respecto de tu constructo como persona y por lo tanto tu identidad puede haberse distorsionado, para hacerlo más gráfico será como entrar un salón de los espejos en una feria de diversiones,  donde tu imagen se vaya deformando al pararte frente a ellos y muchas veces esta identidad distorsionada hará que pienses cosas inadecuadas sobre ti y tus capacidades, cuando otros a tu alrededor te ven como un ser hermoso, único y valioso, aunque no tú no lo sientas así.

Hacer terapia tiene varios pasos: identificar, desaprender y reaprender. Cuesta y es un duro trabajo, pero vale la pena poder verte como realmente eres, re-conocerte y empezar a quererte en tu unicidad!!

Síguenos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *